VER MÁS SOBRE GRUP PITAGORA >>

El Storytelling Corporativo

  • 09-04-2015

En el mundo del marketing, las ventas, las estrategias de comunicación o las relaciones públicas y como un poderoso recurso que acerca y conecta a las compañías con sus clientes externos e internos, se dispone de una técnica cada vez más utilizada denominada storytelling (story (historia) + telling (narración)).

A grandes rasgos, lo podemos entender como el arte de contar historias, eso sí, historias interesantes. Es una manera de captar la atención en un mundo saturado de información y en donde cada vez somos más selectivos como clientes.

A nivel empresarial, el storytelling corporativo implica la comunicación basada en narraciones o relatos, historias emocionales e impactantes de la empresa o el negocio que buscan “enganchar” al cliente y argumentar de forma atrayente, apoyándose en metáforas, ejemplos, ilustraciones o anécdotas que ayuden a visualizar lo que queremos transmitir a la vez que permitan un fácil recuerdo y fidelización.

Y es que las personas recordamos mejor aquellos relatos que nos han hecho sentir algo, que nos han hecho vibrar emocionalmente y este aspecto, puede suponer una importante ventaja competitiva.

Si nos queremos diferenciar, tenemos que sumar algo más a informaciones frías, datos o características. El storytelling va más allá de la simple transmisión de información sobre la compañía, la marca o el producto. Es una técnica que busca elaborar ese relato corporativo a partir de la historia de la empresa, de sus fundadores, trayectoria, de sus acontecimientos o hitos y/o de las propias historias y testimonios de las personas que forman parte de la misma.

Se persiguen narraciones estimulantes, emocionantes y cautivadoras que “enamoren” y movilicen a los clientes, que potencien su empatía hacia la organización o hacia el producto que ofrece buscando la identificación y conexión con la propia filosofía corporativa. Los clientes prefieren aquellas empresas con las que se solidarizan o aprecian.

Para desarrollar el storytelling, utilizamos los relatos siguiendo el esquema básico de introducción, nudo y desenlace sumando la capacidad creativa  que será un elemento de valor e impacto diferenciador que va más allá de la publicidad tradicional. Dichos relatos se deben caracterizar por ser creíbles, comprensibles y persuasivos, apelando a las emociones y sentimientos de nuestro público objetivo.

Una historia que logre entretener y activar la imaginación y que nos permita conectar con el cliente de una manera diferente.

Para ello necesitamos saber qué deseamos transmitir, a quién, y cómo vincularlo con nuestra filosofía de empresa.

Aspectos del storytelling a tener en cuenta a la hora de elaborar un mensaje:

- Que llegue al usuario final y se comprenda.
- Que tenga la capacidad de sorprender y diferenciarse de lo habitual.
- Que genere emociones positivas y que fomente el recuerdo posterior.
- Usar un lenguaje basado en emociones.

Los medios para su desarrollo pueden ser muy variados, desde la web corporativa, su uso en las redes sociales o en las conversaciones directas con nuestros clientes.

Son muchas las organizaciones que han desarrollado con éxito el storytelling como Coca-Cola, Johnnie Walker, Apple, BMW o el anuncio de este año 2015 de la Lotería de Navidad.

Al final todos tenemos una historia que contar. Se trata, de darle la forma adecuada y comunicarla para que el cliente se identifique y emocione y al final, nos priorice en sus decisiones de compra. El cliente compra la emoción que le hacemos sentir.

El Storytelling Corporativo