VER MÁS SOBRE GRUP PITAGORA >>

¿Debemos adoptar una política de formación?

  • 09-03-2015

Es muy importante asegurar a través de  una política de formación,  que en las empresas se realiza una formación encaminada al desarrollo profesional de los/las trabajadores/as. 

Pero adoptar una política de formación, no garantiza dar respuesta eficaz a las siguientes preguntas: 

- ¿Se realiza una formación de calidad  orientada al desarrollo profesional de la plantilla?
- ¿Están comprometidas las personas con las acciones de formaciones que realizan?
- ¿Las personas participan en las acciones formativas de forma voluntaria, ya que entienden que es una oportunidad de desarrollo que les ofrece la empresa?
- ¿Hay una alta participación en las acciones programadas, desde el compromiso personal  y la no obligatoriedad? 
- ¿Las acciones  de formación desarrolladas tienen una transferencia real al puesto de trabajo, y podemos medir su impacto a través de métricas específicas?

Para  adoptar una política de formación, que dé respuesta efectiva a las preguntas planteadas, en este artículo, proponemos algunas recomendaciones.

 

¿Debemos adoptar una política de formación?